Desde hace años se ha mantenido el debate de cuál es la mejor liga de fútbol del mundo. En Europa destacan 5 ligas principales (Alemana, Francesa, Italiana, Inglesa y Española), pero tan solo las dos últimas compiten por el reinado del fútbol continental.
Para analizar esta cuestión debemos centrarnos en dos aspectos fundamentales: los títulos europeos y la audiencia televisiva. Lo primero, para tener claro qué competición domina el juego en Europa, y lo segundo, para definir la popularidad de ambas.
Pues si el debate continúa tras tantos años es porque cada competición domina un aspecto.
Es indudable que LaLiga es la dominadora absoluta de las competiciones europeas (Champions League, Europa League y Supercopa de Europa), por lo que a nivel competitivo está muy por encima de una Premier League que en el siglo XXI solo ha disfrutado de 3 Copas de Europa (2005 Liverpool, 2008 United y 2012 Chelsea) y 3 Europa League (2001 Liverpool, 2013 Chelsea y 2017 United).
Por su parte, los equipos de la Liga Española han conquistado la friolera de 9 Champions y 8 Europa League en el siglo actual. El Real Madrid ha sido campeón en los años 2000, 2002, 2014, 2016 y 2017, mientras el Barcelona ha conquistado las ediciones de 2006, 2009, 2011 y 2015. En lo referido a la segunda competición europea, el Sevilla ha conquistado el trofeo en los años 2006, 2007, 2014, 2015 y 2016, el Valencia en 2004 y el Atlético de Madrid en 2010 y 2012.
Una vez cerrado el apartado competitivo, nos queda hablar de las audiencias.
A pesar de la superioridad en cuanto a títulos de LaLiga, la realidad es que los derechos televisivos están mucho mejor repartidos en Inglaterra. Según cifras presentadas por Plusfútbol donde el mejor equipo de la temporada anterior recibe aproximadamente 150 millones de libras (170 millones de euros) y el peor equipo 100 (113). Este reparto tan equitativo permite que los peores equipos de la liga puedan realizar fichajes más costosos y mejorar sus prestaciones para competir por objetivos más altos, cosa que no pasa en la Liga Española, donde el mejor equipo de la temporada anterior se embolsa una cantidad cercana a los 140 millones de euros y el peor la mísera cantidad de 25 millones.
En resumen, los mejores equipos de cada temporada en ambas competiciones reciben prácticamente lo mismo, pero los peores en Inglaterra reciben hasta 88 millones de euros más.
Este reparto permite a la Premier ser más competitiva en su liga, con más equipos luchando por las altas posiciones de la competición y con sorpresas tan inesperadas como emocionantes como la conquista del título por parte del modesto Leicester en 2016. Esta cuestión no pasa desapercibida por los fans, que se sienten más atraídos por la Premier League que por LaLiga.
El dato más abrumador es el de las audiencias televisivas. Durante el ejercicio 2015/2016, la Liga Inglesa generó en derechos audiovisuales la friolera de 4000 millones de euros más que la Liga Española. Un dato que nos muestra la preferencia del público por una liga más competitiva y mejor desarrollada.
En conclusión, LaLiga es sin duda la competición dominante en Europa, pero la Premier League es más equilibrada, competitiva y lidera con soltura la lucha por las televisiones. Por lo tanto, el debate sobre cuál es la mejor liga de fútbol del mundo continuará hasta que una de las dos conquiste el terreno de la otra.

Anuncios